EL MOVIMIENTO DE LOS RECURSOS EDUCATIVOS ABIERTOS (REA), por Joaquín Aguilar, Catedrático de Matemáticas

A finales del siglo XX, el Massachusetts Institute of Technology (MIT) comenzó a desarrollar diferentes innovaciones educativas apoyadas en las TIC. La más relevante fue el OpenCourseWare (OCW) que permitió la publicación online de materiales didácticos de asignaturas pertenecientes a las diferentes titulaciones oficiales del MIT, con acceso libre y gratuito a través de la Web. El OCW se ha convertido en el emblema del movimiento por los “Recursos Educativos Abiertos”.

El concepto Recurso Educativo Abierto (Open EducationalResources-OER) fue utilizado, por primera vez, por la UNESCO en el año 2002. Los OER son “Recursos de enseñanza, aprendizaje e investigación que son de dominio público o han sido difundidos bajo una licencia de propiedad intelectual que permite su uso libre o reutilización. Incluyen cursos, materiales de cursos, módulos, libros de texto, vídeos online, pruebas de evaluación, software y cualquier otra herramienta, material o técnica usada para apoyar el acceso al conocimiento”.

Por tanto, la diferencia entre un OER y cualquier otro recurso educativo radica en su licencia. Así surge la Open PublicationLicense (OPL) en 1999 (http://opencontent.org), un tipo de licencia específica para documentos libres. En el 2002, Larry Lessing crea las licencias CreativeCommons que son, actualmente, el estándar para los REA-OER. Estas licencias permiten a los autores aplicar determinados derechos a sus obras de manera flexible y protegen a los usuarios del derecho de hacer usos diferentes a lo que normalmente están permitidos por ley y sin coste económico. Los derechos básicos o derechos de uso de un contenido abierto son expresados como:

  • Reutilización o el derecho a reutilizar el contenido en su forma inalterada o literal.
  • Revisión o el derecho a adaptar, ajustar, modificar o alterar el contenido. El usuario tiene permiso para cambiar un OER y satisfacer sus necesidades (p. ej., traducirlo a otro idioma, elaborar una versión sonora mediante podcast o modificar las ejemplificaciones para adaptarse al contexto de los estudiantes).
  • Remezcla o el derecho a combinar el original u otro ya modificado con otros contenidos para crear uno nuevo.
  • Redistribución o el derecho a compartir copias del contenido original, las revisiones o las remezclas.

El aprendizaje interactivo puede mejorar la motivación y cuando aprendemos somos activos constructores de nuestro propio conocimiento, más que recipientes pasivos del conocimiento de otros. Por este motivo, el diseño de un OER no debería centrarse tanto en la estructuración y presentación de contenidos, como en una exploración de los conceptos que presentan mayor dificultad de comprensión o los procedimientos más complejos, con el objeto de elaborar los materiales más eficaces que permitan superar problemas de aprendizaje.

Los modelos de enseñanza que más eficacia han demostrado en el aprendizaje son aquellos que están orientados a la solución de problemas. Para la elaboración de OER deben utilizarse varios principios fundamentales del diseño pedagógico que se fundamenten en evidencias de investigación para la enseñanza, a saber:

  • Los alumnos están implicados en la resolución de problemas del mundo real. Uno de los defectos de los materiales didácticos tradicionales es el desarrollo de habilidades descontextualizadas.
  • El aprendizaje se promueve cuando el conocimiento previo es activado como base para el nuevo conocimiento. Hay que partir de experiencias previas, y se debe orientar al alumno a recordar, describir o aplicar conocimientos de una experiencia significativa pasada, que puede ser utilizada como base para un nuevo conocimiento.
  • La enseñanza es más eficaz cuando, además de información, incluye un nivel de representación en el que la información se demuestra por medio de situaciones o casos específicos (ejemplificaciones). El aprendizaje es eficaz cuando los medios juegan un papel relevante y no compiten entre sí por la atención del alumno.
  • El material educativo debe orientar en la resolución de problemas mediante un apropiado feedback que incluya detección y corrección de errores, así como una reducción gradual de la orientación.
  • Un buen recurso educativo debe proporcionar oportunidades a los alumnos para usar su nuevo conocimiento en diversidad de problemas.
  • El nuevo conocimiento se integra en el mundo del que aprende. Las características de los OER permiten que el alumno puede crear, inventar y explorar de manera personal a partir de sus nuevos conocimientos o competencias.

En conclusión, los OER comparten las siguientes característicasTIC:

  • Uso de licencias abiertas de propiedad intelectual
  • Permiso para usar, adaptar y reproducir el contenido libremente
  • La ausencia de privilegios a determinados usuarios, puesto que los derechos se otorgan a todas las personas.
  • Deben servir de activación de las experiencias previas
  • Demostración y aplicación de competencias y habilidades
  • Integración de estas competencias en actividades del mundo real.